Una madre joven le compró a un indigente un bollo y un café. En respuesta, él la sorprendió..

NEXT

Page 1 of 2

Casey Fisher – es una estudiante y madre joven

Una vez se fue a dar un paseo con su bebé y decidió ir a tomar desayuno en un café. Al lado del café, vio a un hombre sin hogar. Estaba sentado en la acera y contaba las monedas que tenía. Entonces el indigente fue a la tienda a ver si podía comprarse algo con lo que tenía.

Casey sintió lástima por el desafortunado,

y decidió ayudarlo. Ella le compró una donut y café y le invitó a desayunar con ella. El indigente aceptó con mucho gusto. Ella trató de entablar una conversación amistosa. Chris (era su nombre) primero estaba muy tímido al principio, y luego comenzó la conversación. Casey supo que el nombre de su nuevo conocido es Chris, que no conocía a su padre, que su madre había muerto de cáncer, y el era drogadicto, por lo que terminó en la calle.

NEXT

Page 1 of 2