Un amante de la comida chatarra donó una parte de su cuerpo para obtener descuentos en KFC

El australiano Tom Fletcher se hizo un tatuaje con el nombre de la hamburguesa “Zinger” para recibir una tarjeta de descuento en KFC. El resultado lo publicó en Facebook.

“Estimado KFC, mis padres siempre me dijeron que debía realizar mis sueños más preciados y que nunca me olvidara de lo que deseo. Hace poco entendí que mi único gran deseo era comer su hamburguesa “Zinger”, – informó.

A juzgar por las fotos de Fletcher, el joven decidió tatuarse el nombre de la hamburguesa traduciéndolo del inglés al árabe con ayuda del traductor de Google.

De esta manera, el australiano declaró su amor a la hamburguesa “Zinger”, que según comenta, juega un papel muy importante en su vida.

“Me he gastado mucho dinero en estas hamburguseas y en el tatuaje, por lo que le pido a KFC una tarjeta de descuento para que pueda seguir disfrutando de este gran placer”, – dijo.

En dos días, la publicación del amante de la comida rápida ganó más de 12,000 likes y ocho mil quinientos comentarios de los usuarios que se burlaban del acto de Fletcher.

“Tal vez se golpeó muy fuerte la cabeza cuando era niño”, – sugirió uno de ellos.

“Ja, ja, esa sensación cuando la traducción en árabe significa una cosa, pero él piensa que ahí dice “Zinger”” – dijo otro de los usuarios de las redes sociales.

A pesar de esto, la mayoría de los usuarios de Facebook reaccionaron con moderación al tatuaje y le pidieron a KFC que le regalara la tarjeta de descuento a Fletcher.