Estos 5 malos hábitos pueden hacer que tus pechos se cuelguen y no tenías idea

Está claro que no podemos pelear contra el tiempo y que tarde o temprano tendremos que aceptar los estragos en nuestro cuerpo, incluyendo que los senos no serán los mismos después de los 30 años, pues irán perdiendo firmeza y llegará un momento en que será inevitable verlos caídos. Son muchos los factores que amenazan la firmeza, tonicidad y juventud de los senos. Influye el tamaño de los mismos, la cantidad de bebés que se amamanten, los cambios drásticos en el peso e incluso el tipo de sostén que se utiliza. Sin embargo, la mayoría de mujeres suele ignorar otros factores contundentes que pueden provocar la caída temprana de los pechos.