Esta niña de 2 años de edad, no reaccionaba durante varias semanas. ¡Pero cuando su hermana mayor le hizo cosquillas, ocurrió un milagro!

NEXT

Page 1 of 2

El cuarto hijo de Amy y Steven nació muy temprano

después de 29 semanas de embarazo. Poppy Smith nació con una gran cantidad de complicaciones que se ven en bebés prematuros, por lo que tuvo que permanecer en la incubadora por muchos meses. Sus padres estaban siempre allí, y después de 12 semanas, Poppy fue capaz de volver a casa con su familia.

Pronto, sin embargo, los felices padres comenzaron a preocuparse seriamente por la situación de Poppy: la niña no podía tragar la comida, no era capaz de controlar adecuadamente los músculos de la cara. Más tarde, se le diagnosticó el síndrome de Möbius – un raro trastorno neurológico caracterizado por parálisis facial. Resultó que Poppy nunca podría aprender a caminar y hablar.

A pesar de las previsiones desfavorables,

Amy y Steven no iban a darse por vencido. Poppy creció y aprendió a hacer las cosas como cualquier otro niño. Aparte de los problemas respiratorios menores, el año 2016 fue un éxito para la niña. Pero más tarde, cuando Poppy debía cumplir dos años de edad, su estado se deterioró rápidamente.

Un día por la mañana, Amy fue a despertar Poppy, pero ella no respondió. “Nos pareció que su corazón estába latiendo, pero ella estaba inconsciente. Nos dimos cuenta de que todo era muy grave. Poppy respiraba, pero ella no parecía tener suficiente aire”, – dijo Steven.

Ella fue trasladada a un hospital local, donde fue redirigida a un hospital infantil en Liverpool.

NEXT

Page 1 of 2