Al enterarse de la infidelidad de su esposo esta mujer no se quedó con los brazos cruzados. ¡Así es como hay que poner a las amantes en su lugar!

PREV NEXT POST

Page 2 of 2

Y por último. Esto ya es algo parecido a mi petición.

No olvide, mi querida, sobre la conspiración y no sea tan molesta. Los mensajes inesperados a las 3 de la mañana son pocos a los que les gusta. En particular cuando mi marido se ve obligado, el pobre, a susurrarle en la cocina para pedirle a usted volver a llamar por la mañana o, algo peor, salir en calzones al balcón y borrar toda la evidencia de su teléfono. Esto me hace perder los sentidos, y las células nerviosas, como sabe, no se regeneran. Y yo lo valoraría.

Espero que usted, Diana, sepa leer entre líneas. Muy insistentemente le pediría a ustes no perturbar con su presencia nuestra vida familiar. De otro modo todos sus conmovedores mensajes caerán con un tal Jorge Ignacio, el cual, de acuerdo con su página en la red social, es su legítimo esposo. No creo que a él le gusten mucho. Espero que su mente la haga razonar con el fin de no tener que tomar medidas extremas.

Y una cosa más. Si de pronto necesita un poco de ayuda para tratar de seducir a mi marido, recuerde, siempre estoy a su servicio. Póngase en contacto en cualquier momento y puede confiar en mí. Ya que yo como mujer la entiendo, como nadie más. Yo siempre estaré dispuesta a responder cualquiera de sus preguntas y darle el consejo necesario.

Sinceramente, su Alexa, esposa de su amante.

¡Aquí no hay nada más que añadir! Me quito el sombrero ante la sabiduría, paciencia y resistencia de esta mujer que tan sutilmente insinuó a su competidora que meterse en una familia ajena y destruir matrimonios es un asunto de personas muy bajas. Bravo a la autora! No olvides compartir con tus amigos esta carta tan digna. Aquella que lo escribió es un talento de Dios.

PREV NEXT POST

Page 2 of 2